La atracción Cuántica

La atracción cuántica: la fuerza creadora de tu ser

 

"Muchos son los que consideran que la vida es algo que se impone a cada ser humano. Vienen a decir que su existencia está separada no solo del resto del universo, sino del resto de conciencias que lo habitan.

 

Somos más que nuestro pensamiento fragmentado y limitante…

…Nadie puede encontrar el camino por ti y mucho menos caminar por ti. Tú eres el timonel de tu vida humana si tienes el conocimiento para ello. Ese conocimiento ya está en ti. Solo tienes que descubrirlo y dejarte llevar por él…"

 

Muchos son los que consideran que la vida es algo que se impone a cada ser humano. Vienen a decir que su existencia está separada no solo del resto del universo, sino del resto de conciencias que lo habitan.

 

En esta pequeña obra se intenta desarrollar una visión del ser humano acorde a una esencia que presuponemos y una visión de la realidad que entendemos es como funciona en la práctica humana.

 

Defendemos una esencia divina del hombre y por “divina” intentamos decir que comulga con el Todo del que se originó y con el cual está entrelazado de una manera perenne. Una esencia que nombramos como conciencia consciente del Ser. Se puede estar o no de acuerdo con lo planteado aquí, pero, como dejaremos constancia, independientemente de aceptar o no las premisas que desarrollamos para dar cabida al Ser que somos, la creación de la realidad por parte de cada uno a través de nuestros pensamientos, está fuera de toda duda. La Vida te dará todo aquello que le pides a través de tus pensamientos, te perjudique o no, te guste o no, estés consciente de ello o no.

 

La similitud entre la “creación” de la realidad que somos con la “aparición” de las partículas cuánticas al ser observadas en la experimentación física, en última instancia con la consciencia del experimentador cuando realiza la medida a través de sus aparatos, deja mucho que pensar. Somos más que todo aquello que percibimos e interpretamos.

 

Somos más que nuestro pensamiento fragmentado y limitante. Somos más que cualquier creencia. Somos conciencias de una plenitud y en una plenitud de la que formamos parte. La Vida y la conciencia que somos no se agotan en las fronteras del conocimiento científico ni en eso que hemos denominado leyes de la Naturaleza y mucho menos se agota en nuestro pensamiento racional.

 

El Ser tiene, por decirlo de alguna forma, o es, pensamiento propio, conciencia prístina, fuerza que mantiene unido todo lo que hay, todo lo que es. No se pretende convencer a nadie, mucho menos que acepte, con lo que se expone en este libro, entre otros motivos porque cada cual tiene su propio camino hacia el Ser que es y hacia la realidad que va siendo. Solo intentan estas letras exponer uno de los caminos que llevan al Ser y en caso de coincidir en el horizonte planteado, ayudar si fuera necesario a ver dicho horizonte desde esta perspectiva a quien así lo crea oportuno.

 

Toda conciencia está entrelazada con todas las conciencias del universo y con la conciencia suprema aunque el velo del pensamiento racional nos haga creer que somos únicos y vivamos encarcelados en nuestro yo.

 

La fuerza que mantiene unidas a todas las conciencias es la fuerza del amor y del perdón. Amor y perdón son inseparables en el ámbito de una conciencia que se manifiesta en un mundo hostil y donde nada es lo que parece.

 

Descubrir el Ser que somos es rescatar la libertad de ser uno mismo en comunión con el Todo y con toda conciencia. Ser capaces de crear nuestra propia realidad a través de la fuerza del Ser y del pensamiento orientado hacia la Vida y no solo hacia el mundo no es algo fantasioso, sino algo comprobable.

 

El mayor y único obstáculo para lograrlo no está cerca ni lejos de ti, sino en ti mismo. Superar esa tendencia a cerrar los ojos y no querer ver, también es otro objetivo de esta obra.

 

Nadie puede encontrar el camino por ti y mucho menos caminar por ti. Tú eres el timonel de tu vida humana si tienes el conocimiento para ello. Ese conocimiento ya está en ti. Solo tienes que descubrirlo y dejarte llevar por él. Espero que así sea y que la luz que hay en cada conciencia pueda iluminar el presente que día a día vive en la eternidad del Ser que eres.

 

Introducción del libro
“La atracción cuántica: la fuerza creadora de tu ser”
– Gabriel Villaboy Llana

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Anda Elena Tudorache y Jorge Muñoz Sánchez