Haz frente a las críticas manipuladoras

¿Qué tal llevas las críticas? La mayoría de las personas no se sienten muy cómodas con ellas y es algo totalmente normal. Las críticas, a veces, son destructivas y, en otros casos, manipuladoras.

 

Diferenciar una crítica constructiva de una que pretende manipular o hacer daño puede ser una tarea bastante difícil. Ya de por sí, pensar en la palabra crítica nos provoca un cierto rechazo interior.

 

Es por este motivo, que hoy vamos a aprender a enfrentarnos a la crítica, sobre todo a aquellas manipuladoras, las cuales no debemos permitir que nos afecten.

 

“En muchas ocasiones las críticas se hacen de forma destructiva, impositiva e intimidatoria. Los resultados son evidentes: la persona difícilmente puede encajar como constructivo, lo que se siente como agresión”


-Mª Jesús Álava Reyes-

 

El origen de las críticas

 

¿Por qué nacen las críticas? ¿Qué objetivo tienen? Esto es algo que si nos paramos a pensar podemos sacar algunas respuestas o ninguna. El origen de las críticas que nos formulan o que nosotros mismos formulamos tiene 3 motivos:

 

  • Intentamos cambiar una situación que nos molesta, nos preocupa o nos hace sentir incómodos.

 

  • Pretendemos fortalecer nuestra relación con la otra persona, pues tenemos miedo a que se vea deteriorada.

 

  • Queremos que nuestro interlocutor acepte la crítica, intentamos facilitarle este hecho.

 

"No dejes que los elogios de otros te lleguen a la cabeza, ni dejes que una crítica te llegue al corazón"

 

Estos son los 3 motivos más habituales, pero ¿qué ocurre? ¿Por qué no funcionan como debieran y desembocan en algo muy negativo para la persona que recibe la crítica?

 

La verdad es que cometemos varios errores cuando formulamos nuestras críticas o cuando nos las formulan. Para empezar, en ocasiones no escogemos el momento adecuado o nuestra crítica sale forzada, sin naturalidad, algo que suele ir acompañado con agresividad inconsciente.

 

También, en ocasiones, solemos dar consejos innecesarios, nuestros mensajes no tienen la fuerza necesaria por lo que hubiese sido mejor no haberlos dicho o realizamos comparaciones. Todo esto tiene un efecto negativo para toda aquella persona que recibe la crítica, algo que puede deteriorar de forma importante la relación y causar problemas de autoestima y de con?anza al objeto de la crítica.

 

"Las críticas me afectarán tanto como yo deje que me afecten"

 

El banco de niebla

 

Todos sabemos lo que es un banco de niebla, que parece tragarse todo lo que hay a su alrededor, absorbiéndolo, haciendo desaparecer todo, inmutable. El banco de niebla es indestructible, solo desaparecerá cuando él lo desee.

 

Así debemos ser nosotros, debemos ser un banco de niebla ante toda crítica manipuladora cuya pretensión sea hacernos daño, destruirnos. Las personas que realizan este tipo de críticas tienen serios problemas de autoestima que quieren camuflar lanzando críticas manipuladoras.

 

Pero, si tú utilizas la técnica del banco de niebla, no te inmutarás, al igual que la niebla. Te lanzarán críticas que no harán cambiar tu estado y al inal la otra persona se terminará aburriendo. Ese es el objetivo, que la otra persona desista.

 

Está claro que no podemos contraatacar a las críticas, pues el resultado será nefasto. No podemos ponernos a su nivel, porque esto fomentará más críticas, ¡nos hará débiles. Tan solo, sé un banco de niebla. Ni te inmutes ante las críticas. Es normal que te afecten, pero hazte fuerte al menos para disimular. Verás como, tarde o temprano, la otra persona se cansará. Las críticas se las acabará llevando el viento.

 

Si alguna vez has vivido alguna situación así, debes ser consciente de que aunque la otra persona te quiera hacer de menos, es ella quien realmente es inferior a ti. Esa poca con?anza en sí misma es lo que la hace actuar de esa manera. Resulta contradictorio, pero es real. Las personas cuya negatividad inunda su ser intentan, de alguna manera, “hacer el mal” a los demás para sentirse bien con ellas mismas.

 

“Todavía no he encontrado a nadie que se criticara a sí mismo con el mismo empeño con que critica a los otros”
                                                                                                                                                                    -Anónimo-

 

Tú no te mereces ser objeto de críticas manipuladoras y si ahora mismo te has dado cuenta de que te sitúas en el plano del crítico manipulador, ¡soluciónalo! Tus problemas de autoestima y de confianza no deben de afectar a tus relaciones, los demás no tienen la culpa. Cada crítica manipuladora solo hará efecto si tú mismo dejas que te afecte. Así que sé un banco de niebla, verás como las críticas dañinas desaparecen de tu espacio.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Anda Elena Tudorache y Jorge Muñoz Sánchez