¿Qué es la Espiritualidad?

El término espiritualidad (del latín spiritus, espíritu), depende de la doctrina, escuela filosófica o ideología que la trate, así como del contexto en que se utilice.

 

En un sentido amplio, significa la conducción espiritual. En este sentido, y referido a una persona, se refiere a una disposición principalmente moral, psíquica o cultural, que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características de su espíritu. Esta decisión implica habitualmente la intención de experimentar estados especiales de bienestar, como la salvación o la liberación. Se relaciona así mismo con la práctica de la virtud.

 

Prácticas Espirituales

 

En cierto sentido es habitual hablar de prácticas espirituales sin estar específicamente bajo lo que habitualmente consideramos una religión organizada, aunque generalmente no dejan de ser prácticas tradicionales.

 

En el occidente se relacionó habitualmente en término con doctrinas y prácticas religiosas, especialmente en la perspectiva de la religión entre el ser humano y un ser superior, así como con las doctrinas relacionadas con la salvación del alma, aunque actualmente se ha ampliado mucho su uso, y no son éstas las únicas formas en que se hace uso del término.

 

Se dice también de estilos y formas de vida que incluyen perspectivas relacionadas con el ámbito espiritual y sus prácticas, buscando, por ejemplo, la liberación.

Igualmente, puede entenderse sin referencia alguna a ningún ser superior o exterior al ser humano, utilizándose el término para referirse a una "espiritualidad atea", o "sin dios".  

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Anda Elena Tudorache y Jorge Muñoz Sánchez